18.2.13

CICATRIZ ADORMECIDA.


Me gustaría pedirte un favor. Me gustaría que leyeras lo que he escrito a continuación muy lentamente, bailando con cada palabra, saboreando cada expresión, poniendo especial atención a cada punto, a cada coma, a casa silencio. Que lo hagas tuyo. Porque si consigo que lo sientas, al menos una mínima parte de lo que lo he hecho yo al escribirlo, me harás la persona más feliz del mundo...

Para ti, que me estás leyendo.


___________



Para siempre es nunca todavía.
Un desliz de la mente, un compás desatinado.
El cansancio que adormece en las trincheras
al más tenaz de los soldados.

La batalla del olvido
se pierde en esta noche de desgaste
por no poder hacer frente a tus tropas,
por bajar la guardia y confiarme.
Me has vuelto a ganar. 
Te he vuelto a recordar.

En esta guerra que nos mata,
que desata mis instintos,
que atormenta mis pesares
y los hace, si cabe, más pesados.

Has conseguido sangrarme,
cicatriz adormecida,
cosquilleo constante de notas musicales,
de recuerdos, de susurros, de olores, de lugares.

Imagino tu voz y no la encuentro.
El recuerdo se ha borrado en tu sonrisa.
En tus pasos airados,
en tus tristes razones,
en lo mucho que te quería,
en lo poco que te olvidaba,
en tu acento exagerado,
en tu cuerpo,
en mi agonía.

Me sangras, me dueles, te siento todavía.
No como un deseo, no como un sueño,
no como mi todo ni como mi parte.
No como aquello que olvido cada día
ni como el más triste de mis recuerdos.

Y lo haces, y me alegra.
Me recuerda que yo un día
llegué a ser, tan sólo,
un feliz,
y loco,
muy loco,
loquísimo enamorado.

7 comentarios:

Dan Titan dijo...

son palabras muy sentidas las que escribes, ... enamorarse de tu es fácil, lo difícil es ser correspondido :) un abrazo Sergio.

Silvia dijo...

"Para siempre es nunca todavía."
Brillante.

Sergio Ricardo. dijo...

Tan solo con la frase "Para siempre es nunca todavía." me has cautivado.
He de decir que me he sentido muy identificado con este relato. Ese amor y ese recuerdo, la incapacidad de luchar contra ese recuerdo y esos maravillosos sentimientos que descubres al enamorarte, aunque querramos ocultarlos e intentemos olvidarlos siguen en nosotros y tienen esa capacidad de alegrarnos o torturarnos.
Y bueno, más que un amor no correspondido lo mio es más bien un amor no confesado, pero si revelado. Así lo llamo yo.

Fantástico.

sermoan dijo...

Muchísimas gracias por leerme y por vuestras palabras, me hace infinitamente feliz que os podáis sentir identificados y que forméis parte de mis inquietudes.
Un abrazo enorme a los 3, nos seguimos leyendo!

Jesús Muñóz dijo...

Me gusta que tus palabras estén al servicio del sentimiento y no de la rima.
Así es la vida en realidad, una poesía espontánea, que decide surgir son ser llamada y formar el libro de cada existencia.
Me gustó la forma en que describes la evocación de la otra persona y la inquietud de no tenerle.
El desamor es menos amargo si lo conviertes en poema.

@berzosae dijo...

Simplemente... maravilloso.

Naty Rubio Arenas dijo...

Es que eres increíble....este me lo leíste y me encanta..NOS ENCANTA a Laura y a mí..Eres único.